She was american (1)

7 Días
Recuerdo cuando la vi sentada en el inmenso comedor, allí estaba ella, atemorizada, como un animalillo observado en una jaula. Me acerqué y la saludé en un inglés tímido y cerrado, eso si, sin perder la compostura, hablamos brevemente sobre las primeras impresiones y se sonrió. Hablaba en un inglés de perfecta comprensión más propio de una británica. Tratamos temas poco relevantes, parecía que tenía cierta confianza conmigo...
-Yo: ¿Cuántos días estaréis?
-Ella: 6 días.
-Yo: Entonces tenemos tiempo.
-Ella: Si, lo tenemos - respondió con una de sus sonrisas. 


 -Hasta mañana - se despidió en un correcto y a su vez cerrado castellano. 

6 Días
Hacía frío, acabábamos de entrar en Diciembre, pero no hizo falta mucha insistencia de Lola para que fuese a tomar algo con ella y su huésped.
-¿Te vienes, no? Quedamos a las 5.45 para coger el tren y dar una vuelta y tomar unos "cafeses". Mi americanita dice que quiere verte, no sé que la habrás contado pero la brillaba la mirada intentando describirte.
-Qué idiota eres Lola, nos vemos ya allí.
-Hasta luego, Don Juan.

Las vi en la estación, estaban subiendo al tren, una vez más me tocó correr. Las di un grito, ambas se giraron y mis ojos se cruzaron con los suyos, no los de Lola, sino los de ella. Se dibujó una sonrisa en su rostro y yo torpemente las alcancé y saludé con un par de besos. Lola me abordó y empezó a hablar de los exámenes de latín e historia, la tenían desquiciada por muy lejos que estuviesen. La americanita rompió su silencio y me dijo - Tú, vas muy guapo. -una vez más en español. Antes de que pudiese responder Lola dijo -Joder con la americana, a mí no me dice esas cosas. Y los dos nos echamos a reír mientras Lola ponía cara de situación.
Dimos una vuelta, hablamos de temas triviales, Lola me tomó de segundo policía para interrogar a su "americanita" y dimos alguna que otra vuelta arropados por el creciente frío de Diciembre.




CONTINUARÁ, MUY PRONTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario