She was american (4)

3 Días 
La llevé a mi casa, mis padres estaban en uno de sus muchos viajes y yo era hijo único, la dije que no había nadie, la enseñé las habitaciones y la pregunté donde prefería dormir. Nada más ver mi cama, la abrió y se metió en ella, yo asumí que eso significaba que esa era su decisión, la propuse cambiar las sábanas pero dijo que no hacía falta, yo insistí pero ella insistió en que no era necesario, ahora vengo la dije y cogí el móvil para decirla a Lola que la americanita iba a dormir en mi casa, que cuando llegase pasase por aquí y así irían juntas a casa, tres horas después respondería con un escueto "ok".

Empezamos a hablar en inglés de nuevo:
-Le he mandado un mensaje a Lola para que cuando llegue pase a buscarte.
-Asintió con la cabeza en forma de aprobación-
-Bueno yo me voy a ir a la habitación de mis padres a dormir, si necesitas cualquier cosas estaré allí.

En castellano:
-No te vayas, duerme aquí...conmigo.-dijo con voz entrecortada
-¿Pero?
-Vamos, ven.

Me metí en la cama confuso tratando de no parecer nervioso, tratando de negar lo que era evidente, tratando de no parecer incluso agradecido por su propuesta, tratando de no besarla, una vez más.

Volvimos a hablar en inglés:
-Mañana es mi cumpleaños, cumplo 17, esa edad intermedia entre los aclamados 16 y la mayoría de edad, me quedaré estancada durante todo un año en una edad intermedia.
-No digas estupideces los 17 son lo mejor, es el punto medio entre los dos opuestos, es una edad maravillosa que muchos no la ven como tal hasta que ya la han pasado. Por eso te voy a preparar un regalo muy especial. Ahora duérmete.
-Vale, pero abrázame, tengo frío.

Nos dormimos víctimas de la frustrante juventud, arropados entre varias mantas y unidos por la fuerza de la necesidad.


CONTINUARÁ, MUY PRONTO

4 comentarios:

  1. que bonita entrada,es tan calida, tan dulce, tan pura.
    te sigo desde: http://escriboporquequier2012.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Querido Daniel hace tanto que no pasaba por aquí que me has sorprendido con esta historia de la chica americana, la he leído desde el primer instante llegando hasta aquí y puedo decirte que esta parte es la que me ha hecho sentir más, como desde el principio he dicho escribes con el alma y eso es lo que más importa a la hora de escribir, disculpa mi ausencia y espero que pronto continúes el texto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho poder crear situaciones y personajes que los demás puedan sentir como si fuesen ellos mismos, de ahí creo que radique la forma que tú califiques de escribir con el alma :3 :3

      Te espero en las próximas y últimas entradas de She was american.

      Eliminar