She was american (2)

5 Días
-No sé qué hacer con la "americanita" se me acaban los temas de conversación y los sitios donde llevarla y tan solo han pasado tres días, mañana sábado saldremos, pero hoy viernes triste y frío no se me ocurre nada; pero he de ser una buena anfitriona y encontrar algo entretenido, ¿Puede ayudarme vos, caballero?
-¿Un cine en tu casa?
-¿No te estarás pillando de la americanita?
-Pero que dices, solo quiero ver una película con mi mejor amiga y así por lo menos aprovechar este estúpido viernes.
-Bueno vale, pero nada de meterla mano...
-...
-¿Bueno y que vemos?
-¿Lol?
-¡Correcto! Lol siempre es la solución.
-¿A las 8?
-A las 9 mejor. ¿Llevo algo?
-Tu sex appeal, guapo. La película solo.
-Vale...

Lo sabía no supe que hacer en la espera, me di una ducha rápida me puse algo informal y me puse a leer a Hemingway y una vez más me topé con su amor por lo veraz. Miraba el reloj de página a página, que tendrán los viernes que si te quedas es casa se te viene el mundo encima y parece reventarte la cabeza y querer que pase y que a la vez no pase el tiempo.
Aún así llegaron las 7.50 y salí hacia casa de Lola, me puse colonia, abrigo y cascos. Adoraba la frialdad y transparencia de la noche envuelta con una buena canción.

Nada más llegar abrió Lola, ella estaba apoyada en la jamba de la puerta, los padres de Lola estaban de cena y en el comedor nos esperaban impacientes la otra Lola, Mâel,... Puse la película en versión española con subtítulos en inglés, y de forma inmediata Lola dijo -Qué detallista. La americanita y yo nos acomodamos incómodamente en un sofá mientras Lola se tumbaba cómodamente en el suyo. Le di al play y sin quererlo quedé hipnotizado por mi película favorita, Lola hacía algún que otro comentario de rato a rato y yo pillé a la americanita mirándome cuando  Mâel y Lola empiezan a pasar tiempo juntos, cuando Mâel comparte el chupachús de Lola en la parada del metro... y la sonreí tontamente, después llegó la escena de la fiesta y esta incitó a Lola a servirnos unos chupitos, -Venga amores míos animémonos un poco, bueno dejemos el desmadre para mañana mejor. -Mañana conocerás lo más divertido de los jóvenes españoles...
Así la velada pasó entre miradas, roces y cierto aturdimiento por no saber qué era lo que estaba pasando por mi cabeza, no quería enamorarme de nuevo y menos de una chica con la que solo podría estar 4 días más. Debía actuar.


CONTINUARÁ, MUY PRONTO

4 comentarios: