Mejores lecturas de 2012

                                    

1. Un beso en París


“¡Te compré un libro de poesía romántica! "Te amo como se aman ciertas cosas oscuras, secretamente, entre la sombra y el alma.”
Pestañeo sin saber de qué habla.
-Neruda. Te marqué la estrofa. Dios -gruñe-, ¿Por qué no lo abriste?



-El cinturón. ¿Sería raro si…?
Me alegro de que no pueda ver lo roja que me he puesto. 
-Claro que no.
 Y oigo el sonido del cuero deslizándose contra la ropa al quitarse el cinturón. Lo deja con delicadeza en el suelo de madera.
-Eh... -dice-. ¿Sería muy raro si...?
-Sí
-Oh, venga ya. No hablaba de los pantalones, me refería a taparme con la manta. Este airecito es terrible.




2. El nombre del viento


—Deoch, mi corazón es más duro que el cristal. Cuando ella lo golpee, comprobará que es fuerte como el latón al hierro, o como una mezcla de oro y adamante. No creas que no soy consciente, que soy como un ciervo asustado que se queda paralizado al oír las cornetas de los cazadores. Es ella quien debería andarse con cuidado, porque cuando lo golpee, mi corazón producirá un sonido tan hermoso y tan claro que la hará venir hacia mí volando. (Página 560)


3. Noches de tormenta



-No sé como ni por qué ha ocurrido, pero creo que estaba escrito que yo debía venir aquí -dijo él-.Para conocerte. Durante años he echado de menos algo en mi vida, pero no sabia qué era. Y ahora lo sé. 
Ella cerró los ojos. 
-Yo también -susurró. 
Él le besó el pelo y luego apoyó la mejilla en su cabeza. 

Adrienne se obligo a sonreír. 

-¿Me echarás de menos? 
-Cada instante de mi vida.




A veces ese tipo de amor llega a destiempo cuando ya alguien nos acompaña
pero el corazón no sabe de tiempos solo marca latidos y nos avisa que es amor.


(Página 139-140)

4. Lo que esconde tu nombre



-¿Crees que está todo planeado, que las cosas no ocurren porque sí?
-No, no lo creo, era una manera de hablar. Somos nosotros los que vamos uniendo esto con aquello para darle un sentido bonito, pero en el fondo todo es salvaje y brutal. 


5. R y Julie



Me imagino que mis células necróticas rechazan su letargo, se inflan y se iluminan como la Navidad en mi oscuro seno. ¿Me lo estoy imaginando todo como la embriaguez de la cerveza? ¿Es un placebo? ¿Una ilusión optimista? En cualquier caso, siento que el encefalograma de mi vida se altera, formando montañas y valle con los latidos de mi corazón. (Página 71)

La aprieto contra mí. Quiero ser parte de ella. No solo entrar dentro de ella, sino también envolverla. Quiero que nuestras cajas torácicas se abran y nuestros corazones emigren y se fundan. Quiero que nuestras células se trencen como hilo viviente.(Página 36)

Aprecio mucho esos momentos. La sensación de las cosas al cobrar vida. Me monto en la escalera y asciendo como un alma que sube al cielo, el sueño almibarado de nuestra infancia, convertido ahora en una 
broma de mal gusto. (Página 20)



6. Bajo la misma estrella



Estoy enamorado de ti, y no me apetece privarme del sencillo placer de decir la verdad. Estoy enamorado de ti y sé que el amor es solo un grito en el vacío, que es inevitable el olvido, que estamos todos condenados y que llegará el día en que todos nuestros esfuerzos volverán al polvo. Y sé que el sol engullirá la única tierra que vamos a tener, y estoy enamorado de ti. (Página 152)

—No quiero hacerte algo así nunca —le dije.

 —Bueno, no me importaría,Hazel GraceSería un privilegio que me rompieras el corazón. 
(Página 172)
                                        .


7. After Dark



- ¿Sabes? Nuestra vida no se divide entre la luz y la oscuridad. No es tan simple. En medio hay una franja de sombras. Distinguir y comprender esos matices es signo de una inteligencia sana. Y conseguir una inteligencia sana requiere, a su modo, tiempo y esfuerzo. (Pag. 230)




8. Delirium


Amor, la más mortal de las cosas mortales. Te mata tanto cuando la tienes como cuando no la tienes.

Pero no es así exactamente.

Eres el que condena y el condenado. El verdugo, la cuchilla, el indulto de última hora, la respiración jadeante y el cielo tormentoso y el«gracias, gracias, gracias, Dios».Amor: te mata y te salva a la vez. (pág. 400)



9. Fahrenheit 451



Atibórralos de datos no combustibles, lánzales encima tantos 'hechos' que se sientan abrumados, pero totalmente al día en cuanto a información. Entonces, tendrán la impresión de que piensan, [...] de que se mueven sin moverse. Y serán felices, porque los hechos de esta naturaleza no cambian."

No sutilicemos con recuerdos acerca de los individuos. Olvidémoslos. Quemémoslo todo, absolutamente todo. El fuego es brillante y limpio. (...)


6 comentarios:

  1. Buenas elecciones. :) ¿Cuál dirias que es el que más te gusta si tuvieras que elegir uno? A mi me gustan los de estilo romántico. ^^ Bss, sigue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gustándote romántico, Un beso en París sería un elección segura. Es un libro que me sorprendió mucho y que llegas a sentir muy dentro.
      Y sino cualquiera de Nicholas Sparks.
      Un abrazo fuerte. Muy pronto lo nuevo de "She was american"

      Eliminar
  2. Bajo la misma estrella es genial. Y el de Murakami no lo he leído pero tengo ganas! Un beso en París no me llamaba la atención, pero veo que todo el mundo habla muy bien de él así que le daré una oportunidad!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes a ponerse con after Dark y sobre todo Un beso en París

      un saludo

      Eliminar
  3. Muy buenos títulos los de este año Daniel, tendré que leer varios de esos este próximo año ;) luego te recomiendo unos si gustas, por cierto ¿Qué paso con la americanita?
    Un abrazo y feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me pasó este comentario, lo siento Foster, por supuesto que tienes que apuntarte algunos títulos y pasame si quieres tus favoritos te dejo mi twitter @DanielRenedo

      Un saludo

      Eliminar