Día 3: Pérdida de fe

Ssssssszzzzzzz son las mutaciones le susurra el niño de tez aceitunada a la niñita de cabellos cobrizos. Está asustada, corre a esconderse bajo las sábanas. Él, ante la incertidumbre sobre su afirmación decide esconderse  junto a ella. Llevan juntos desde hace unos 8 años, es decir siempre.
El nota en su pecho el temblor de la niña, la abraza y besa dulcemente los cabellos.
- No has de tener miedo, yo estoy aquí.
El mudo contacto habla por ellos mismos.

Ese fue el último momento que estuve con ella. Al día siguiente desperté, con el presagio de haber vivido un mal sueño, eso fue lo que pronto se sucedería. Mi padre me dijo que Martha había salido al bosque temprano motivada por no se sabe el qué.
Poco después cuando su padre salió a buscarla, la encontró tirada en el suelo, ensangrentada, con los ojos cerrados, parecía estar muerta. Pero ojalá hubiese sido así. Su padre se acercó a ella y arrodilló junto a su carita, esperando ver un rostro aliviado que no hubiera sufrido por una desgarradora muerte. Entonces la niña comenzó a parpadear, sus labios se tensaron y empezó a gemir como un animal hambriento. Intentaba alcanzar a su padre, quería su vida. Sus ojos tenían una profundidad ajena a la humana, y los ruidos guturales se iban intensificando poco a poco. A su vez cogía fuerza e intentaba arrebatar la vida, sangre y alma de su padre. Asustado, perplejo, decepcionado, miedoso e incrédulo, vio en que se había convertido su hija. Empezó a llorar, pero no había tiempo para eso, la niña se estaba levantando y solo tenía un objetivo. Es más, desde su punto de vista cristiano a su pobre niñita la habían arrebatado su alma, quizás si fuera rápido conseguiría que Dios la salvase. Entonces a cierta distancia de su hija, la cual le observa con cierta incomprensión e intentaba caminar, sacó su arma y de forma efímera rompió el silencio y quietud del bosque. Todo había acabado. Cavó un profundo hoyo con sus manos ensangrentadas y entre flores y hojas secas enterró a su hija, su corazón y su fe.



6 comentarios:

  1. La historia me recuerda mucho a la serie The Walking Dead, tiene sentido que me recuerde, ya que trata de zombies.

    Pobre niña, después de estar tanto tiempo huyendo de esas criaturas la han encontrado, le han quitado algo más que la vida, el alma. Lo que nunca sabrán los personajes es porqué quiso ir al bosque, cuál fue esa motivación, pudo ser cualquier cosa o pudo ser un grito desesperado de acabar con su vida ¿Lo dirás?

    La mini-historia se va volviendo más interesante a medida que avanza, sigue así! :3

    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D :D :D excelente comentario Agueda :D

      La motivación principal de Martha fue que se sentía muy bien al lado de Uriá, simplemente quería dar un paseo por el bosque para poder recordar lo maravilloso de aquel mundo, sin embargo la esperanza colisiona con la muerte, todo se trunca como si la vida fuese un juego en el que no hemos elegido el camino correcto.

      Es decir la inocencia la es arrebatada por la crueldad de la muerte.

      Podríamos decir que todo el grupo pierde la fe en una nueva vida, en que algo bueno ocurra.


      :3 :3
      un saludo

      Eliminar
  2. Dios, que final tan triste. Es una pena, se veía tan adorable ocn el primer párrafo.
    No siempre puede haber finales felices ¿no crees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si :3 no siempre puede haber finales felices, aunque no todo debe ser blanco o negro también hay que decirlo.

      Pero te recuerdo que la mini-historia "Paraíso Perdido" no acaba aquí, este es un recuerdo que más adelante formará parte de un hecho que le ocurre a Uriá.

      Veo que es la primera vez que te pasas Lady Sparksfly, espero ver más comentarios tuyos, estaría encantado de que así fuera.

      Eliminar
  3. Es impresionante el juego de palabras tan bellas que usas para describir una historia realmente atroz.
    Me fascina como escribes; y por lo que veo de todo tipo. Sigue así, y conseguiras un relato muy bueno.
    Un beso y sigue escribiendo :)

    ResponderEliminar