Respuestas que cuelgan de tus labios

Hoy desperté con una pesadilla enredada en mis labios, un sueño que no hubieras querido ver. Una imaginación que dio esperanza a mi soledad infinita.

Antes de partir hacia la inconsciencia nocturna me hice una pregunta:
¿Qué labios son los correctos?

La última vez fue todo muy extraño tu quedaste prendida a mi ropa, tu imagen se fundía en mi mente, tus labios besaban mi cuello y tus manos brindaban calor a mi cuerpo.

Sueño de vida, sueño de amor, sueño de sueño.

Busqué respuesta a mi incomprensión y lo único que encontré fue a una chica de cabellos rubios y piel pálida. Mejillas sonrojadas y labios finos. Un absurdo y desprevenido encuentro en la calle y toda una noche para encontrarla. Con la mala suerte de finalmente encontrar a la persona inadecuada.

Pero sus ojos perduran en mi memoria, sus labios y piel arrastran mi deseo y sus cabellos relucen en el día de hoy. La pregunta que cuelga de mis labios es ¿Qué ha de ocurrir entre tú y yo?

La respuesta nace de los tuyos…




No hay comentarios:

Publicar un comentario